Contactar comunicarigualdad@gmail.com +54-11-47726862 (de 9 a 13 hs)
Un Trabajo Final del Diploma de Comunicación, Género y Derechos Humanos se transformó en proyecto editorial
22 abril, 2019
0
Muchachitos Sensibles, una colección de libros para niñxs que surgió como Trabajo Final de una alumna del Diplomado de Comunicación, Género y Derechos Humanos que dictamos en Comunicación para la Igualdad, se transformó en proyecto editorial y estará presente en la Feria de Libro que se realizará del 25 de abril al 13 de mayo en La Rural de la Ciudad de Buenos Aires. En este artículo, Paola Lopez Cross -egresada de la formación y gestora del proyecto- comenta el proceso creativo del mismo.

Por Paola López Cross

COMUNICACIÓN PARA LA IGUALDADEstamos muy felices y emocionadxs de compartir stand con Antiprincesas en la próxima Feria Del Libro. Este loco sueño de contar historias que muestran masculinidades sensibles, amorosas, empáticas y que se permiten ser sin estereotipos empezó un 8 de julio de 2016. ¨Hola estoy interesada en el Diplomado de Comunicación con perspectiva de género¨ fueron las primeras palabras de un mail que mandé a Comunicar Igualdad para que me brinden más información. Ahí arrancó todo.

Yo tengo un hijo que ahora tiene ocho años y colabora con los cuentos. Aprendo mucho de él y con él. Desde que era bien chiquito le cuento cuentos. Pasaba que cuando iba relatándole historias no me gustaban algunos de sus mensajes como que siempre el varón tenía que ser fuerte, valiente, no tenía que llorar o temer. Entonces, sobre la marcha, yo iba cambiando lo que estaba escrito para transmitirle otros mensajes más sensibles a la perspectiva de género. También nos hacíamos preguntas y debatíamos sobre otros posibles finales. Cuando él empezó a leer por sus propios medios ya se daba cuenta cuando yo le iba cambiando partes del relato y ambxs nos reíamos. Hasta que un día dije: ¿Y por qué no escribir los cuentos que me gustaría leerle a mi hijo y a todxs lxs niñxs del mundo?

Estaba terminando mi Diplomado en Comunicación y Género cuando propuse como Trabajo Final un cuento. Era la primera vez que surgía una propuesta de esa índole pero luego de debatir aceptaron mi idea. Para empaparme más del tema contacté a Gaby Larralde que tenía un excelente trabajo de investigación sobre la diversidad de género en la literatura infantil. Ella me orientó mucho, también me entrevisté con José Nesis (psiquiatra y autor de De familia en familia), Nadia Fink (editora de Antiprincesas) y Belén Gaudes (escritora de Erase dos veces). Todxs ellxs muy atentxs me ayudaron y apoyaron mi proyecto. Yo estaba cada vez más convencida de que si queremos terminar con la violencia de género tenemos que sociabilizar a lxs niñxs dando otros modelos de masculinidades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ale, Lea, papá Roberto, mamá Simona y la abuela Ernestina toman forma

Nos juntamos con Belén Parabúe, ella es diseñadora de la UBA y también estaba muy interesada en proyectos y causas que tenían que ver con el tema. Enseguida le gustó la idea y se puso a pensar en cómo darles forma y color a cada personaje e instancia del cuento. Logró dar en el clavo con las personalidades y rasgos de cada unx. Además acompaña y refuerza cada línea maravillosamente. Somos muy distintas pero nos complementamos re bien. Eso nos potencia un montón. Yo soy la que habla y habla, ella es más directa, va al grano.

De qué trata este cuento y la colección que empezamos con él

“Ni tan tan, ni muy muy” es un cuento que da visibilidad a masculinidades amorosas. Un relato que forma parte de la colección Muchachitos Sensibles y está dirigido a primeros lectores y lectoras. Se trata de una apuesta a la igualdad de género y a brindarle a los niños y niñas de hoy referentes de hombres sensibles, empáticos y amorosos.

Yo creo que en la actualidad hay muchas iniciativas que empoderan a las chicas, sin embargo necesitamos más  propuestas que vayan en contra de una masculinidad tóxica y violenta. En “Ni tan tan, ni muy muy” vemos a un papá que cuida, cocina, cose, aplaude y estimula las diferentes elecciones de Ale y Lea – sus hijos-. Dos muchachitos idénticos físicamente pero… ni tan tan, ni muy muy, porque ellos como cada persona en este mundo son únicos. De ahí la importancia de compartir quiénes somos sin perder esa esencia que nos hace irrepetibles. También el libro retoma la belleza vista desde los ojos de un niño de ocho años, ya que todas las alusiones a lo bello fueron escritas por Vicente, quien figura como coautor. Esto fue una iniciativa que refuerza la idea de escucharlxs a ellxs, porque en realidad ellxs no vienen al mundo con prejuicios y, en algunos temas saben más que nosotrxs que tenemos años por deconstruir.

Muchachitos Sensibles es una colección de cuentos pensada para los pequeños grandes hombrecitos de hoy. Una propuesta que busca ayudar a los más chiquitos a conocerse, explorar lo que les gusta y dejarse llevar para vivir en libertad sus emociones. Muchachitos Sensibles hace visible un mundo con masculinidades amorosas que se permiten amar, cuidar, acariciar, llorar y reír con total naturalidad. Un espacio donde se caen los estereotipos para que no exista la vergüenza a la hora de inventar, entretenerse y expresar lo que sentimos. Donde la fuerza no pasa por los músculos, sino por la integridad y la capacidad de vincularse saludablemente, respetando la esencia de cada ser. El cuento aporta una mirada con perspectiva de género para que los niños, esos muchachitos sensibles, crezcan y se conviertan en hombres amorosos.

¿Quiénes hacen Muchachitos Sensibles?

Vicente Pedroso López Cross (8) actualmente está cursando tercer grado en la Escuela Nº 11 D.E. 07 José Ignacio Gorriti. Lleva unos años siendo niño porque antes era bebé. Según sus compañeros y compañeras del curso siempre tiene “ocurrencias locas” y le gusta inventar historias con su mamá. Hizo violín y le aburría, probó taekwondo y no le gustó, ahora hace fútbol y expresión corporal. De grande quiere ser youtuber.

María Belén Parabué (29) es diseñadora gráfica de la Universidad de Buenos Aires y trabaja hace años en el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación creando piezas visuales y campañas para comunicar políticas públicas y programas que llegan a toda la Argentina. Con más de una década de experiencia en ser niña en Bragado, provincia de Buenos Aires, le da vida a las ilustraciones más simpáticas y tiernas a la vez.

Paola López Cross (39) es comunicadora social de la Universidad de Buenos Aires y redactora de la Escuela Superior de Creativos Publicitarios. Es egresada del Diploma de Comunicación, Género y Derechos Humanos y cuenta con más de diez años de experiencia en ser niña. Entre los cuentos que escribió están “El bicho no bolita” y “Lío en la lata de arvejas”. Durante años trabajó en agencias, siempre interesada en las campañas de concientización y también trabajó comunicando políticas públicas.

 

Facebook de Muchachitos sensibles