Contactar comunicarigualdad@gmail.com +54-11-47726862 (de 9 a 13 hs)
Avanza la formación de una red federal de profesionales de la salud por el derecho a decidir
22 mayo, 2015
2

El pasado 2 de mayo se realizó en la Ciudad de Buenos Aires el primer encuentro de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir. Una de sus integrantes, Analía Bruno, nos cuenta sobre la iniciativa, surgida en septiembre de 2014, en una actividad realizada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y que reúne a equipos de medicina, psicología y trabajo social. Sobre la ideología y el carácter del sistema de salud vigente, las asimetrías y cómo propiciar el cumplimiento de las leyes en materia de derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Por Laura Salomé Canteros

COMUNICAR IGUALDAD-Yo elijo militar por el derecho al aborto porque elijo luchar para que todas las mujeres podamos ser soberanas de nuestro cuerpo y decidir libremente qué hacer de nuestras vidas”. Analía Bruno es médica generalista, educadora popular y una de las impulsoras de la formación de la red de profesionales de la salud por el derecho a decidir que acompaña, desde septiembre del año pasado, la estrategia de debatir y visibilizar la cuestión del aborto en los ámbitos del ejercicio de las profesiones de la salud.

Para Bruno, estamos ante un momento de transición donde se empieza a pensar en la creación de “un nuevo modelo de atención de la salud” y para esto es fundamental “salir de la soledad del consultorio, intercambiar experiencias” con las y los trabajadores de centros de salud y hospitales, para “ver qué estamos haciendo, qué nos falta, cómo podemos conseguirlo”.

La red trabajará con los contenidos de la educación sexual integral y pretende ser una actora imprescindible para garantizar los abortos legales, seguros y gratuitos a todas las mujeres que así lo requieran, a la vez que se propone el cambio cultural necesario para des-clandestinizar la práctica. Y por esto, las propuestas que surgieron de este primer encuentro estuvieron destinadas a fortalecer las potencialidades internas de esta red en construcción: la unificación de criterios y la realización de capacitaciones y nuevos encuentros para seguir intercambiando estrategias colectivas.

bruno

De obstáculos y aportes

Las muertes, las secuelas físicas, el sufrimiento subjetivo por el que tienen que atravesar las mujeres en situación de aborto inseguro son una deuda de la democracia que las y los profesionales de la salud podemos ayudar a saldar, no sólo apoyando la sanción de la ley que permita a las mujeres la interrupción voluntaria del embarazo, sino también haciendo valer el marco legal actual que nos permite realizar consejerías pre y post aborto y proveer interrupciones legales del embarazo según causales, tanto en los hospitales como en los centros de atención primaria de la salud”, relata la declaración de la red en ocasión de su primer encuentro.

La Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir no sólo es un espacio para compartir los diferentes problemas en el ejercicio de las profesiones médicas sino también una búsqueda de soluciones dentro de las heterogeneidades de los contextos. “El principal obstáculo dentro de la profesión médica rumbo al respeto de los derechos sexuales y reproductivos y del entendimiento del aborto como un derecho de las mujeres es el sistema político y social que denominamos patriarcado y que atraviesa la formación y la práctica”, sostiene Bruno.

Analía Bruno es de la idea de que “todos los abortos pueden ser enmarcados como no punibles dentro de la causal salud y para esto, la red de profesionales viene a “favorecer los argumentos en favor de la legalización con rigor científico” hasta que el aborto sea legal, seguro y gratuito en los hospitales y clínicas. “Iniciativas como esta red, que fomentan los intercambios entre profesionales para que no estén solos/as, que organiza los primeros niveles de atención y que fortalece una mirada comunitaria de la salud, son para tener esperanzas en el cambio”, sostiene Bruno. 

“No somos amigables, garantizamos derechos”

En el primer encuentro de la red fueron alrededor de 80 las y los profesionales que participaron. Hubo de Jujuy, Córdoba, Neuquén, Cipolletti, Santa Rosa, Rosario, Buenos Aires -La Plata, Chivilcoy, Lanús, Tigre, José León Suarez, González Catan, Matanza, Caseros, Morón, Moreno, Hurlinghan, Tres de febrero, Laferrere- y CABA. En su gran mayoría del primer nivel de atención, asistieron trabajadoras sociales, médicas/os generalistas, residentes de medicina general, psicólogas y en menor cantidad ginecologxs y obstétras.

Hoy un médico o médica no se recibe sabiendo qué son los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, ni cuáles son los métodos anticonceptivos ni mucho menos se plantea el aborto como una cuestión de salud pública”; es más, “en los hospitales públicos de la ciudad, a las y los residentes de ginecología el primer día les dicen ´ustedes son todos objetores de conciencia´”, relata Bruno en forma de denuncia. “Personalmente repudio absolutamente la objeción de conciencia”, dice. “Si sos médica y vas a ser objetora de conciencia no deberías seguir especialidades como medicina general o ginecología” y en esto “es interesante hacer notar que lo único que tiene objeción de conciencia es el aborto, justo una práctica que tiene que ver con la salud de las mujeres”.

Cuenta que como red no existe aún una postura consensuada, “pero en general para las personas que estamos garantizando derechos cotidianamente es un problema la objeción de conciencia y consideramos que las y los profesionales de la salud que tienen obligaciones que cumplir, las cumplan”, dice Bruno. Y cuenta además que también formó parte de los intercambios entre las y los profesionales en el primer encuentro, el uso del término “efectores amigables” en relación a quienes realizan abortos dentro de los centros de salud u hospitales públicos. No somos amigables, garantizamos derechos”, amplía.

Las salas de los hospitales públicos de ginecología u obstetricia se convierten muchas veces en espacios de tortura, dice Bruno, quien define a las relaciones entre las y los médicos y las pacientes como “de poder asimétrica y siniestra”. “El médico o la médica, enmarcada en el lugar central de las decisiones de un modelo médico hegemónico, sobre otros y otras manipula y/o miente”, reforzando un sistema paternalista donde las y los profesionales de la salud dicen “lo que te conviene” y lo que “tenés que hacer”, hasta llegar inclusive a decirte que “tenés que continuar con este embarazo”. 

La formación tiene mucho que ver en la forma en que entendemos a la salud, casi nunca de forma integral”, dice Analía Bruno. “Una mirada fragmentada, que no piensa en procesos ni en personas en contextos, la súper especialización y la fragmentación también contribuye a esto, un modelo médico con una intencionalidad que beneficia a la medicalización y mercantilización de la salud”.

El médico es dios, el médico es el que cura, el médico es el que sabe, y todo lo contrario, ¿quién más que la propia persona para conocer sobre los procesos de su propia salud o enfermedad?”. Entender la salud de forma integral es imprescindible para intentar un cambio en la atención y el respeto de parte de las y los profesionales de las decisiones personales.Un concepto de salud integral empodera a la persona, la convierte en la principal decisora sobre su vida y más si hablamos específicamente de aborto”.

La red de profesionales de la salud por el derecho a decidir será formalmente presentada el jueves 28 de mayo de 2015 a las 18, en el acto de los 10 años de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en ocasión del Día de Acción por la Salud de las Mujeres. El próximo encuentro que realizará será en la ciudad de Córdoba el 15 de agosto y se capacitará a sus integrantes en la causal salud. 

Para comunicarse con la red escribir a profesionalesxderechoadecidir@gmail.com    

Foto: Analía Bruno leyendo un texto de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir el 28 de septiembre del 2014 frente al Parlamento Nacional. Por Laura Salomé Canteros

Nota central:

“El Estado convalida que el aborto se haga en silencio, pero no genera ninguna política pública que implemente un compromiso”

 

 

Deja una respuesta

2 comments

  1. Tu hijo sin derechos

    QUE EL DERECHO A DECIDIR SEA PARA TODO@S En el siglo XXI nadie debe quedar fuera de nada!

  2. Tu hijo sin derechos

    de todos modos tarde o temprano se va a dar. Pasarán 100 años pero se va a dar por una cuestión lógica. Me quedo sí con el brutal egoísmo de género de mujeres como ustedes y la mayoría: no eran esos angelitos que creíamos.