Contactar comunicarigualdad@gmail.com +54-11-47726862 (de 9 a 13 hs)
El mapa de feminicidios en el mundo
13 enero, 2013
15

Una investigación realizada por The Geneva Declaration –iniciativa diplomática suscripta por más de cien estados nacionales, entre ellos Argentina-, dio como resultado que el 17% de todas las víctimas de asesinatos a nivel mundial son mujeres, que hay una relación directa entre la tolerancia social de la violencia hacia las mujeres y estos asesinatos, y que de los 12 países con índices muy altos de feminicidios 9 están en América Latina y el Caribe.

Por Sandra Chaher

COMUNICAR IGUALDAD The Geneva Declaration on Armed Violence and Development es una iniciativa diplomática creada en el 2006 con el objetivo de observar los vínculos entre la violencia armada y el desarrollo. Actualmente está suscripta por más de 100 países de todo el mundo, entre ellos Argentina.

Como parte de su tarea de incidencia política para disminuir la violencia armada, la organización realiza investigaciones, entre ellas el informe Carga Global de la Violencia Armada que, en su edición 2011, dedicó un capítulo a analizar qué sucede cuando la víctima es una mujer. En base a ese informe, fue realizada en el 2012 la Hoja Informativa Femicide: a global problem por The Small Arms Survey, un proyecto de investigación independiente del Instituto de Graduados de Estudios Internacionales de Desarrollo, también de Geneve, Suiza.

Femicide: a global problem diseña el mapa actual de feminicidios de mujeres en el mundo, relavando la posta que dejó vacante el Centro Reina Sofía de España que durante varios años publicó también un informe internacional sobre el tema hasta su cierre en octubre del 2011.  Al igual que el informe que realizaba esta organización española, Femicide: a global problem cuenta todos los asesinatos de mujeres como si fueran feminicidios. Si bien ésta no es la forma correcta de medir este indicador, hasta la fecha es la más accesible ya que no se ajustaron en cada país las mediciones para diferenciar los asesinatos de mujeres por razones de género de los que no lo son. Según la Campaña Únete de la Organización de las Naciones Unidas debe calcularse que la mitad de todas las mujeres asesinadas, lo son a manos de su pareja actual o anterior, es decir que se trataría de feminicidios. A éstos, deberían agregarse los que se producen en la vía pública a manos de personas desconocidas y que frecuentemente están precedidos de un ataque sexual, y los que se producen en el contexto de conflictos armados, entre otros. Si bien no hay una cifra definida, podemos decir que los feminicidios son bastante más del 50% de los asesinatos de mujeres en cualquier lugar del mundo.

Según Femicide: a global problem, alrededor de 66 mil mujeres fueron víctimas cada año de feminicidios en el mundo entre el 2004 y el 2009, lo cual significa el 17% del total de asesinatos que se producen en el mundo, es decir que el 83% restante del total de asesinatos son de varones, es decir homicidios. De los 25 países con tasas altas o muy altas de feminicidios: 14 están en nuestro continente (9 de ellos entre los 12 con tasas más altas): 4 en el Caribe (Jamaica, Bahamas, Belice, República Dominicana) 4 en América Central (El Salvador, Guatemala, Honduras y 6 en América del Sur (Colombia, Bolivia, Venezuela, Brasil, Ecuador, Guyana). Entre los 25 países con altas más altas también figuran Sudáfrica, la Federación Rusa y varias naciones de Europa del Este: Azerbaijan, Lituania y Belarusia, entre otras.

En general se observa una correspondencia entre las regiones con más violencia letal y más altos índices de feminicidios. En estas zonas las mujeres son frecuentemente atacadas en los espacios públicos, muchas veces por grupos o pandillas de varones, y se trata de asesinatos muy poco sancionados por el Estado, es decir que se desarrollan en un ambiente de enorme impunidad.

Sin embargo, hay algunas regiones como Europa del Este y la Federación Rusa donde los feminicidios son proporcionalmente mucho más altos que los índices generales de violencia de la sociedad. Y, por otra parte, hay focos particulares de feminicidios en determinados países que superan ampliamente el promedio nacional: en Ciudad Juárez (México), por ejemplo, en el año 2009, hubo 19,1 feminicidios cada 100 mil mujeres, mientras que el promedio nacional de México para todo el período fue de 2,5. Lo mismo sucedió en Brasil, donde mientras el promedio nacional fue de 4,3, en la región de Espíritu Santo se registraron 10,9 feminicidios cada 100 mil mujeres en el mismo período. En este sentido, una de las conclusiones del estudio es que en aquellas regiones con altas tasas de feminicidios suele haber mucha mayor tolerancia hacia la violencia contra la mujer, con sistemas de justicia ineficaces y ausencia de políticas públicas.

Otro de los hallazgos del estudio es que a medida que aumentan los asesinatos en general en una sociedad, decrecen proporcionalmente los feminicidios. En los 13 países que tenían estadísticas más bajas de homicidios en general, fueron asesinadas aproximadamente 66 mujeres cada 100 varones, es decir que la relación entre homicidios y feminicidios es bastante cercana; pero en aquellos con tasas altas y muy altas de asesinatos en general, fueron asesinadas en promedio unas 14 mujeres cada 100 varones, es decir que se abrió la brecha entre feminicidios y homicidios. Lo cual mostraría que mientras los homicidios (asesinatos de varones) tienen variaciones, los feminicidios se mantienen estables.

También fue medida la violencia íntima y se halló que tiene mucha relación con el grado de violencia social: a medida que aumenta la violencia social desciende proporcionalmente la violencia íntima, aunque no los feminicidios, que se producen mayormente fuera del hogar. En El Salvador y Colombia, por ejemplo, que tienen altas tasas de feminicidios, sólo el 3% de ellos fue cometido por una pareja reciente o actual de la mujer, mientras que en Francia o Portugal (países con bajas tasas de feminicidios): más del 80% de los mismos fue cometido por una pareja actual o anterior.

Pero a su vez, la violencia íntima tiene otras consecuencias como el suicidio de las mujeres durante o después de transcurrida la relación violenta. En Estados Unidos, por ejemplo, está medido que del 35% al 40% de las mujeres que sobrevivieron a situaciones de violencia de género luego intentaron suicidarse; y en la Unión Europea, de todas las muertes vinculadas a situaciones de violencia de género: el 42% fueron suicidios.

El informe también alerta sobre la utilización de armas de fuego: el 60% de todos los asesinatos son a causa de este tipo de armas; y en las casas son un enorme riesgo para las mujeres ya que la mayoría de las veces son usadas para amenazarlas o asesinarlas en lugar de para defenderlas de agresiones externas. En los países con más altas tasas de feminicidios, una gran proporción de ellos son realizados con armas de fuego: mientras en promedio las armas de fuego son usadas en un tercio de los feminicidios alrededor del mundo, en países como Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala y Honduras, estas armas fueron usadas en más del 60% de todos los casos. En Ciudad Juárez, en el 2009, más del 80% de todos los feminicidios fue realizado con armas de fuego.

El informe concluye que mientras es cierto que en los países con más altos índices de violencia en general los varones son las principales víctimas, las mujeres tampoco están seguras en estos escenarios. Y que las armas fuera de control afectan tanto a mujeres como varones. También señalan que si bien aumentó la existencia de datos sobre homicidios y feminicidios, estos son aún insuficientes. Y que es necesario investigar otras formas de violencia letal para las mujeres como los asesinatos debidos a la dote.

 

Deja un comentario

15 comments

  1. Ana Silvia Monzón

    Excelente aporte…! es vergonzoso que nuestro país aparezca junto a El Salvador como lugares donde se cometen más feminicidios y que estos queden impunes.

    1. Milagritos Valderram

      Concuerdo contigo Ana Silvia….excelente documento para nuestra incidencia….

    2. justamente argentina no aparece en el grupo de El Salvador, en elq ue se cometen más feminicidios, como tampoco en el segundo grupo, donde está Brasil. Habrá que ver en qué lugar está Argentina dentro del informe entero. Fijate en el gráfico, en esos grupos donde es muyalto o alto el feminicidio, Argentina no figura.

      1. Argentina no está por falta de datos, cosa que también es una vergüenza

  2. Raquel Güereca

    Coincido con Ana Silvia, solo que en el caso de México Ciudad Juárez no es la entidad con mayor índice feminicida, es la entidad con la mayro movilización social para denunciar esta violencia. Pero hasta 2011 los estados con mayor prevalencia en México eran en orden decreciente: Estado de México, Tamaulipas, Sinaloa, Jalisco, Nuevo León, DF, Oaxaca y Sonora. Ver: http://observatoriofeminicidiomexico.com/informe%202010-2011.pdf

    1. Raquel, las estadísticas citadas en el informe para Ciudad Juarez son del 2009. Está mencionado. ¿Puede ser que ese año si haya sido la zona del país con más feminicidios? De todas formas coincido con vos en diferenciar la existencia real de casos de la movilización social sobre los mismos.

  3. Gracias por el dato, es muy importante conocerlo y replicarlo. me gustaría saber si han actualizado los datos a esta fecha (2013)

    1. Mop Zuleyma, esos datos son recientes. No hay actualización aún.

  4. Muchas Gracias por compartir. Impresionantes datos. No datos tampoco números: por detrás de cada número, hay sufrimiento. Almas y corazones. Machismo impune. Falta total de parte del gobierno, que no practica un verdadero cambio de Paradigma. Este informe es un escándalo. Mucho más tomando en consideraçión que los peores países, son los más católicos…..

  5. MONICA CALDERON CRUZ

    la violencia de genero es un fenómeno social invisibilizado por la conveniencia de las estructuras patriarcales que nos gobiernan en todos los ámbitos de la vida en una mujer desde la familia, escuela trabajo gobierno y sociedad en general, este tipo de estadísticas ayudan mucho a visibilizar del problema que afrontan los países no solo para urgir una pronta solución, sino para que así mismo puedan ser calificados al momento de valorarse su esfuerzo por combatir este flagelo mediante políticas afirmativas que nos empoderen de nuestros derechos, siendo una OBLIGACIÓN EXIGIRLOS. “no se merece sus derechos quien no los reclama”

  6. estaba segurisimo, con que me iba a encontrar con la mayoría en países islámicos… pues no, la gran masa son latinoamericanos :/

  7. un saludo a todos hace un tiempo hice un proyecto para evitar este gran problema hice llegar aun ministerio de mi pais Bolivia pero consideraron el feminicidio no como un problema y quisieron usarlo politicamente yo creo que ha personas en diferentes campos como la ciencia para poder evitar este problema si alguien quiere saber de este proyecto puede escribir a este correo alifuturoxxx@gmail.com gracias

  8. Harás desaparecer tus conflictos cuando los entiendas en su última raíz, no cuando quieras resolverlos.
    El aumento de la hoy llamada “violencia de género” no sucede solamente en Argentina. Está en aumento en el mundo entero. Desambiguando la frase correspondería decir “violencia del hombre sobre la mujer” o si se prefiere “violencia del Macho contra la mujer”. Esta última lo marca como más bruto, más bestia al hombre y más frágil, más delicada a la mujer. Hasta podríamos extrapolar diciendo “La brutalidad maldita de esa bestia mal llamada hombre en contra de la dulce y graciosa fémina”. Así, bien instalado el concepto los fenómenos –por lo menos jurídicos- son más que sorprendentes. Hemos retrocedido a tiempos arcaicos del derecho Romano como era la inversión de la carga de la prueba. Una mujer acusa a un hombre de cualquier tipo de agresión y es el acusado quien tiene q “demostrar” lo contrario. Es decir que se parte de considerar al acusado culpable. Increíble pero cierto. Ahora están levantando la mira propiciando q se incluya dentro de lo considerado la variación: “violencia verbal”. No pregunten cómo, en la práctica, un tipo va a “demostrar” q no la hubo si no la hubo. Será cuestión de andar con un grabador colgado al cuello (obvio previa autorización judicial).
    Guardé como recuerdo el Domingo 6 de Diciembre del 2011 donde en el programa La Otra Trama del Canal Público, conducido por el inefable Osvaldo Quiroga, apareció una Filósofa q cuestionó a la Real Academia por el idioma Español q no marca la diferencia y cuenta la historia de su hija con su maestra q la confundía cuando decía: niños salgan al recreo y debían salir solo los varones y después cuando decía niños pero se refiere a todos. Un divague total.
    Hoy por hoy hablando de soluciones, la única idea q aparece es aplicar penas más duras. Es decir, más de lo mismo a la enésima.
    Esa es una solución pobre, triste y errada.
    Hace un buen tiempo q se vienen endureciendo los castigos y resulta q cada vez hay más hechos de violencia de género. ¿Cómo y dónde para esto?
    La respuesta no es tan difícil y vuelvo al principio: “sólo cuando se entienda en su última raíz”.
    La violencia de género es consecuencia, NO ES CAUSA. Luego, es archisabido q si se acciona sobre las consecuencias y no las causas jamás de los jamases se puede arreglar algo ni en lo más mínimo. Muy por el contrario, la gran mayoría de veces se produce el efecto paradójico como sucede en este caso.
    La causa es netamente SOCIAL y no específicamente del género masculino trastornado y segundo q tiene q ver con un fenómeno tb de larga data conocido como “liberación femenina”. Para las mujeres (mayoritariamente de Occidente) esto fue el COPIAR al hombre en todos los aspectos y hasta lo inimaginable (se puede creer q ya hayan mingitorios para q ellas puedan orinar paradas ¿!¡?). Vestirse con las mismas prendas, hacer las mismas cosas, practicar los mismos brutos deportes (aunque se vean realmente ridículas), etc. etc. En suma, ocupar los espacios “propios” de los hombres que no son ni peores ni mejores q los “propios” de las mujeres. Las sociedades patriarcales de la antigüedad tenían su razón de ser y pueden ser motivo de estudio y debate. En todo tipo de sociedad sea patriarcal o matriarcal hubieron grandes injusticia y ello sucedió en civilizaciones desnaturalizadas, bárbaras, con raíz en el paganismo y la ignorancia.
    Algo si es seguro, este problema no se arregla avanzando un sexo contra el otro. En definitiva el CAMBIO O SUSTITUCIÓN DE LOS ROLES es la primera consecuencia de la mal llamada “liberación femenina” y primera y principal causa de lo q hoy se plantea como “violencia de género”. Esto es tarea de la SOCIOLOGÍA. En este planteo básico entiendo se debería redefinir CUÁL ES EL ROL moderno q a cada género le corresponde en función de lo básico y elemental como es q los seres humanos como especie vivimos en grupos, nos apareamos y formamos familias, la mujer lleva la cría en su vientre 9 meses y eso la deja – aunque transitoriamente- más vulnerable. Que la obligación de “proveer” y resguardar la vulnerabilidad de la mujer es tarea del hombre, (eso no lo debe hacer dueño, ni le debe dar derechos extra de nada) q cada uno ejerciendo su rol en tiempo y forma seguramente creará descendencia normal. etc., etc., Así de Obvio. Así de sencillo y difícil ante el estado de descomposición actual. La actitud avasallante del Machismo – invertido, q hasta aparece con sed de venganza, seguramente hará parecer utópica cualquier idea de arreglo en serio. ¿Será por eso q los Sociólogos q supimos conseguir no emiten opinión alguna? ¿Será por eso q no se les cae una idea ni de casualidad?

  9. no se puede hablar de feminicidio –mujeres y homicidio –hombres
    un feminicido es una mujer muerta por ser mujer …
    cuantos hombres mueren por ser hombres ?

  10. PERO EN Q ,EJ ,HAY UNA PAREJA VIVIENDO EN UNA CASA Y PASA UN FEMICIDIO ,EL HOMBRE MATA A LA MUJER,PERO CUAL ES O Q PASO Q SE LLEGO A ESE EXTREMO