Contactar comunicarigualdad@gmail.com +54-11-47726862 (de 9 a 13 hs)
Historia de una mentira
17 marzo, 2014
2

El sindrome de alineacion parental SAP es un invento del psicoanalista norteamericano Richard Gardner que no resistio el paso por las asociaciones profesionales. Fue rechazado como trastorno por la Organización Mundial de la Salud y por la Asociación Americana de Psicología y no aparece en las listas de trastornos patológicos de los manuales utilizados en salud mental. En Argentina, recibio en el 2013 una resolucion contraria de la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Cámara de Diputadxs de la Nación y el Colegio de Psicologos de la provincia de Cordoba lo declaro ilegal. Por que entonces hay juezas y jueces que lo siguen utilizando para obligar a ninas y ninos a revincularse con padres que en la mayoria de los casos son maltratadores y a veces tambien abusadores?

Por Mariana Fernández Camacho

COMUNICAR IGUALDAD- El pretendido síndrome de alineación parental “SAP” (o “PAS” según sus siglas en inglés) es una teoría inventada en 1985 por el médico psicoanalista estadounidense Richard Gardner para utilizar como instrumento de defensa de padres acusados de incesto y/o abuso. Parte de la sospecha de la falsa denuncia de las madres y el falso testimonio de niñas y niños. En palabras de su propio mentor: “El SAP es un lavado de cerebro al cual uno de los padres —generalmente la madre— somete al hijo en contra del otro progenitor —generalmente el padre— logrando de este modo alienar, quitar a ese padre de la vida del hijo, para hacerlo desaparecer, pudiendo llegar el niño hasta a creer que su padre abusó sexualmente de él”.

Aunque ha intentado legitimarse como síndrome diagnóstico, fue siempre rechazado por la comunidad científica por no cumplir los mínimos necesarios para ser un síndrome y menos aún una entidad clínico-diagnóstica. Es decir, no se permitió su inclusión en los Manuales de Diagnóstico de enfermedades mentales, e instituciones internacionales como la Asociación Americana de Psicología y la Organización Mundial de la Salud no reconocen su validez. Gardner nunca presentó los casos que dijo haber observado para su formulación, ni expuso a consideración de la comunidad médica o de psicología su revisión. En 2003, se suicidó.

En nuestro país, y a partir de la escandalosa historia de P. y sus tres hijas (Ver , ¿El Poder Judicial legitima el falso SAP?) en julio de 2013 la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Cámara de Diputados de la Nación rechazó la aplicación del síndrome de alienación parental y su terapia como trastorno a ser diagnosticado en procesos judiciales de familia. En la misma línea, en enero de este año la Junta Ejecutiva del Colegio de Psicólogos de la provincia de Córdoba declaró públicamente la ilegalidad del SAP en el ámbito clínico-jurídico por ser violatorio de varias leyes de rango constitucional. Su aplicación constituiría mala praxis, con sus consecuentes sanciones éticas.

Sin embargo, haciendo oídos sordos la justicia sigue amparándose en el SAP para decidir revinculaciones forzosas y hasta para quitar la custodia y entregársela al progenitor denunciado de incesto o de violencia. Norma Chiapparrone, secretaria general de la Federación Internacional de Mujeres de Carreras Jurídicas (FIFCJ) y de la Asociación Argentina de Mujeres de Carreras Jurídicas, remarca la gravedad del asunto: “Es perverso imponerle a un niño a revincularse con el agresor, anulando además su derecho básico a ser escuchado en el modo y en el tiempo que le sea posible denunciar el maltrato o el abuso. Esta teoría nos lleva a la pedofilia y a la pornografía infantil, grandes negocios en el mundo como la droga y la trata de personas”.

Nota central

El SAP no existe

 

 

Deja una respuesta

2 comments

  1. En un momento cuando ya hay tres leyes en el Congreso que plantean penalizar con largas penas de cárcel a los hombres clientes de la prostitución los Varonistas no vamos hacer protestas, ni pedir, ni mucho menos suplicar a nuestros esclavistas, ni si quiera vamos a negociar con ello, porque los legítimos derechos y libertades no se negocian.
    Simplemente lo que vamos hacer es defender usando todos los medios que están a nuestro alcance a nuestra Libertad. Y si alguna de estas leyes se aprobara, si quieren saber que es lo que espera a cualquier miembro de las fuerzas represivas que intentara arrestar a un hombre inocente que paga por sexo a una mujer, les recomiendo leer este articulo:
    http://larebeliondelvaron.blogspot.com.ar/2013/09/la-legitima-defensa-de-los-varones.html

  2. Brasil y su Ley N° 12.318/10 Contra la Alienación Parental

    La ley contra la alienación parental de Brasil cumple ya casi cuatro años con aciertos. evitando dramas familiares y sufrimientos innecesarios en los niños y en los padres.

    TEXTO DE LA LEY
    Prevé la alienación parental.

    Arte. 1 – Se considera un acto de alienación parental la injerencia en la formación psicológica del niño o adolescente, alentado o inducido por uno de los padres, abuelos o por quien tenga autoridad sobre la custodia o vigilancia del niño o adolescente, con el fin de al niño a renunciar al progenitor alienado o que cause un perjuicio al establecimiento o mantenimiento de los vínculos con este último.

    Párrafo único. Más allá de los actos declarados como tales por el juez o por un experto, las siguientes son formas típicas de alienación parental, llevado a cabo directamente o con la ayuda de terceros:
    I – realizar una campaña de descalificación sobre el comportamiento del progenitor alienado en el ejercicio de la paternidad;
    II – obstaculizar el ejercicio de la patria potestad;
    III – obstaculizar los contactos con el niño o adolescente con el progenitor alienado;
    IV – obstaculizar el ejercicio del derecho regulado de visitas;
    V – omitir deliberadamente información personal de interés para el progenitor alienado sobre el niño o adolescente, incluidos los datos educativos o médicos y cambios de dirección;
    VI – hacer acusaciones falsas contra el progenitor alienado, en contra de los miembros de su familia o en contra de los abuelos, con el fin de obstaculizar o hacer su interacción con el niño o adolescente más difícil;
    VII – cambiar la dirección a un lugar remoto, sin justificación, con el fin de dificultar la convivencia del niño o adolescente con el progenitor alienado, con su familia o abuelos.

    Arte. 2 – La realización de un acto de alienación parental perjudica a los derechos fundamentales del niño o adolescente de una vida familiar sana, causa perjuicio a la creación del afecto en las relaciones con el progenitor alienado y el grupo familiar, las causas del abuso moral contra el niño o adolescente y en la violación de los derechos inherentes a la patria potestad, tutela o custodia.

    Arte. 3 – Cuando haya pruebas de un acto de alienación parental y de ser declarada como tal, cuando lo soliciten o no, en cualquier momento durante el procedimiento o en el procedimiento incidental autónomo, la demanda será tratado como prioridad de urgencia y el juez determinará, oído el fiscal, las medidas provisionales necesarias para preservar la integridad psicológica del niño o adolescente, incluso para garantizar su interacción con el progenitor alienado o para hacer efectiva su aproximación, según cada caso.

    Párrafo único. En cualquier caso, se deberá garantizar al niño o adolescente y el progenitor alienado una garantía mínima del derecho de asistencia de acceso, a excepción de un uso abusivo por parte de los padres de su derecho, con riesgo inminente de causar perjuicio a la integridad física o integridad psicológica del niño o adolescente, confirmada por un experto en el tiempo designado por el juez para seguir las visitas.

    Arte. 4 – Si hay pruebas de la práctica de un acto de alienación parental, el juez, si es necesario durante el procedimiento o excepcionalmente en el procedimiento autónomo, determinará un estudio psicológico o psicosocial.
    § 1 º – El informe del experto se basará en una extensa evaluación psicológica o psicosocial, según corresponda, incluyendo una entrevista personal con las partes, el examen de los documentos de la demanda, la historia de la relación de la pareja y la separación, la cronología de los hechos, la evaluación de la personalidad de los implicados y el examen de cómo el discurso del niño o adolescente está en relación con las posibles imputaciones finales contra el progenitor alienado.
    § 2 º – El estudio será realizado por un profesional o un equipo multidisciplinario calificado, en cualquier caso, de capacidad demostrada a través de la experiencia profesional o académica para el diagnóstico de los actos de alienación parental.
    § 3 – Presentar el informe, el experto o el equipo multidisciplinario designado para evaluar la incidencia de la alienación parental se permitirá un retraso de 90 (noventa) días, renovables sólo por orden judicial basada en una justificación exhaustiva.

    Arte. 5 – Ante la presencia de destacados actos típicos de alienación parental o cualquiera otra conducta que dificulte la convivencia con el niño o adolescente con el progenitor alienado, el juez podrá, durante el procedimiento o excepcionalmente en el procedimiento autónomo, juntos o por separado, sin perjuicio de las actuales responsabilidades civiles o penales, recurriendo en gran medida de instrumentos jurídicos adecuados para impedir o mitigar sus efectos, de acuerdo con la gravedad del caso:

    I – Que se declare la existencia de alienación parental y advertir al progenitor alienador;
    II – ampliar el sistema de derecho de acceso a favor del progenitor alienado;
    III – especificar una multa al progenitor alienador;
    IV – ordenar una intervención psicológica de seguimiento;
    V – ordenar el cambio de custodia a la custodia compartida o revertirla
    VI – Que se declare la suspensión de la patria potestad.

    Párrafo único. Cuando un cambio de domicilio se pueda concluir que sea abusivo, realizado para impedir u obstaculizar la convivencia familiar, el tribunal también puede revertir la obligación de llevar al niño o adolescente o llevarlo de regreso de la residencia del progenitor alienador, durante los períodos de alternancia de convivencia familiar.

    Arte. 6 – En la cesión o cambio de custodia se dará preferencia a los padres que hacen posible la convivencia efectiva del niño o adolescente con el otro progenitor, en situaciones en que la custodia compartida no es viable.

    Párrafo único. Si se determina la custodia compartida, a cada padre se le asignará, siempre que sea posible, la obligación de llevar al niño y adolescente a la residencia del otro padre o en un lugar definido en el momento de la alternando periodos de convivencia familiar.

    Arte. 7 – El cambio de domicilio del niño o adolescente es irrelevante para la determinación de las competencias referentes a las acciones basadas en el derecho de convivencia familiar, salvo que sea el resultado de un consenso parental o una decisión judicial.

    Arte. 8 – Sección II del Capítulo I del Título VII del Estatuto del Niño y del Adolescente, aprobado por la Ley N º 8069 del 13 de julio de 1990, en vigor con la siguiente adición:
    “Art.236

    Párrafo único. Si el hecho no constituye un delito más grave, la misma pena se aplicará a quien haga una declaración falsa al agente mencionado en la denuncia o a la autoridad policial cuyo contenido estuviese encaminado a una restricción a la convivencia del niño o adolescente con el progenitor alienado “.

    Arte. 9 – Sección II del Capítulo I del Título VII del Estatuto del Niño y del Adolescente, aprobado por la Ley N º 8069 del 13 de julio de 1990, en vigor con la siguiente adición:
    “El arte. 236-A. Para prevenir o impedir ilegalmente el contacto o la convivencia del niño o adolescente con el progenitor alienado.

    Pena: prisión de seis meses a dos años, si el hecho no constituya un delito más grave. ”

    Arte. 10 – Esta ley entrará en vigor tras su publicación.

    Promulgado por el Presidente de la Republica Federativa del Brasil, Luis Ignacio “LULA” da Silva, 26 de agosto de 2010.