Contactar comunicarigualdad@gmail.com +54-11-47726862 (de 9 a 13 hs)
“Los jóvenes están en tensión con los modelos hegemónicos de lo femenino y masculino”
29 julio, 2013
0

Dolores Breit y Rodrigo Aguilar López –ambos integrantes de la Campaña del Lazo Blanco en Argentina- y Lucila Tufró –perteneciente a la Asociación Civil TRAMA- participaron del taller de sensibilización organizado por la Organización de las Naciones Unidas para promover la campaña y el concurso El valiente no es violento, destinado a sensibilizar a la población joven sobre la violencia de género. Desde sus organizaciones trabajan en la sensibilización con jóvenes, mujeres y varones, a partir de estrategias que les permiten cuestionar los modelos hegemónicos de masculinidad y femineidad que la sociedad les ofrece.

Por Belén Spinetta

dest1entrevCOMUNICAR IGUALDAD- ¿Cuál es la importancia de problematizar “la masculinidad” con las y los jóvenes?

Rodrigo Aguilar López: En esa población encontramos un potencial de cambio, pero al mismo tiempo una intención creativa que tiene que ver con deconstruir algunos paradigmas en torno a  los estereotipos de qué es ser un hombre y cómo se comporta un hombre de verdad. Hoy existen pocas alternativas a la masculinidad hegemónica, por lo que esa intención creativa permite proponer otras formas de llevar las masculinidades, en plural. Masculinidades diversas que no estén mediadas por la violencia. 

Dolores Breit: Es fundamental el trabajo para que el cuestionamiento implique también la propuesta de alternativas. Los jóvenes  construyen los vínculos de género a partir de lo que ven y la realidad es que hoy no encuentran tantas opciones distintas a lo establecido. Hacerlo en grupo ayuda además a que no se sientan en soledad frente a esas alternativas que por ahí sí quieren llevar adelante. Y además porque buscamos que a partir del trabajo que hacemos en talleres luego estos jóvenes puedan convertirse en multiplicadores.

-Desde su experiencia: ¿Qué elementos surgen cuando empiezan a cuestionar estos aspectos?

Lucila Trufó: En general en todos los grupos aparece una tensión con el modelo más hegemónico que de alguna manera estaría marcando el deber ser, tanto en varones como en mujeres. Y al mismo tiempo en estas edades, en las que una de las cuestiones fundamentales es diferenciarse de sus padres y construir su propia identidad, suelen aparecer rasgos de modelos que no están atados cien por cien a lo hegemónico y es una situación de oportunidad para que se puedan ver otras opciones. Hay que tener en cuenta que los cambios implican procesos, y no se dan de un día para el otro. Los chicos y las chicas viven constantemente en esta contradicción. 

RAL: Nosotros hemos detectado que la vivencia de la masculinidad hegemónica está muy asociada a los accidentes en los jóvenes. El tema del cuidado deldest2entrev cuerpo y de la sexualidad es un tema que los hombres no tenemos tan presentes. Por eso la campaña se propone cuestionar la valentía como un rasgo de esa masculinidad hegemónica y decir que, por ejemplo, el valiente también llora. Por otro lado cómo decíamos estamos trabajando con edades en las que se cuestiona todo. El cuestionamiento es lo que aparece y nosotros apuntamos a que eso se convierta a un potencial de cambio. Por otra parte, si bien muchos varones se vienen sumando a la crítica de su propia masculinidad, esto no implica que los hombres que estamos involucradas en estas temáticas ya nos hayamos desentendido del todo de los estereotipos. 

-Teniendo en cuenta la violencia que se manifiesta en los noviazgos juveniles, ¿cómo abordar con estas chicas y chicos las relaciones que construyen en torno a los vínculos afectivos?

Lucila Tufro
Lucila Tufro

LT: Hablando específicamente de los noviazgos, decimos que la violencia tal cual fue abordada desde, por ejemplo, los servicios de atención de violencia contra las mujeres es una violencia con la cual los jóvenes no se sienten  identificados. Por eso optamos por empezar a hablar sobre malos tratos. El maltrato es una violencia de baja intensidad, se demuestra de maneras no tan extremas como podría ser la violencia física: por supuesto que genera dolor, sufrimiento y situaciones en las que se produce tensión…pero si metemos todo en la misma bolsa y no discriminamos niveles y formas en las que se manifiesta es muy difícil trabajar con ellos para que puedan entender qué cosas tienen un nivel de tolerancia y que cosas ya no se pueden tolerar de ninguna manera. Como en las relaciones adultas, hay control, hay celos, pero si nosotros a eso que le sucede prácticamente a todas las jóvenes le ponemos el mote de “violencia” corremos el riesgo de que pierda importancia lo que efectivamente es la violencia extrema que es a la que estamos tratando de no llegar. 

DB: Lo que contemplamos es trabajar estas cuestiones en relación a los ciclos vitales porque suelen identificar la “violencia” con lo que les pasa a los adultos. Desde estas perspectivas vamos viendo en conjunto con ellos cómo la violencia entre adultos no tiene la misma característica que la que se da entre los jóvenes que están atravesando otro ciclo en su vida.

dest3entrev-La campaña tiene un fuerte eje en llegar a través de las redes sociales, pero en estas tecnologías también se ponen en juego relaciones de género mediadas por la violencia, al mismo tiempo que tienen un gran potencial para multiplicar el mensaje. ¿Qué opinan al respecto?

LT: La cuestión de las nuevas tecnologías tiene esas dos caras.  Pero es importante que empiecen a circular mensajes que tengan otra mirada sobre las masculinidades. La verdad es que muchas veces utilizar estos medios tiene que ver con una cuestión económica de las organizaciones, de la mano de lo estratégico que resultan para llegar a los jóvenes. Asimismo, cuando uno trabaja con jóvenes la tecnología empieza a aparecer como una de las cosas de preocupación: muchas veces se vuelven un elemento de control o de puesta en el espacio público de muchas cuestiones de la intimidad  y me parece que es un elemento que se tienen que abordar en los trabajos más de reflexión en los talleres porque son herramientas muy de doble filo. El uso de las tecnologías tiene que estar en la agenda de sensibilización porque los mismos chicos y chicas manifiestan cómo eso está presente todo el tiempo y se vuelve algo complicado de manejar cuando entra en vínculos donde aparece el maltrato, la presión de los grupos -de poner fotos, videos- y el desprestigio en el mismo ámbito en el que se mueven. 

RAL: Creo que tiene que ver con que el tema de la violencia es tan amplio que también permea las redes sociales. Pero a su vez es una de las vías que tiene la campaña en llegar a la población, justamente por el uso extendido de las mismas en la juventud. Sin embargo, nos importa destacar que ésta campaña tiene una parte muy fuerte que se basa en el trabajo territorial, en llevar a las comunidades la reflexión sobre las masculinidades, recuperar algo que se pueda trabajar desde la comunidad y que allí quede algo nuevo que después se pueda multiplicar localmente y, por qué, no también en esas redes. 

Foto destacada: De izquierda a derecha Rodrigo Aguilar López y Dolores Breit.

Más información sobre consumo de medios de comunicación en la adolescencia: Encuesta a adolescentes sobre consumo de medios- Internet, redes sociales, radio, TV y medios gráficos.

Notas relacionadas:

Una campaña que interpela a los varones

Taller sobre masculinidades y noviazgo adolescente.