Contactar comunicarigualdad@gmail.com +54-11-47726862 (de 9 a 13 hs)
¿Por qué el Anteproyecto de Reforma del Código Penal atrasa en relación a explotación sexual y trata?
9 junio, 2014
1

El Anteproyecto de Reforma del Código Penal tiene, desde un punto de vista de género, varios aspectos positivos pero también muchísimos negativos. Entre estos últimos, varios vinculados a la trata y la explotación sexual de personas. Para debatirlos, se realizó una actividad en la Asociación de Abogados de Buenos Aires  en la que participaron varias personas vinculadas al tema y María Elena Barbagelata, única integrante femenina de la comisión redactora del Anteproyecto, que votó en disidencia en todos los artículos lesivos de los derechos humanos de las mujeres. El eje del cuestionamiento de funcionarixs y sociedad civil fue la reinstalación de la figura del consentimiento en relación a víctimas de explotación sexual.

acp Por Belén Spinetta

COMUNICAR IGUALDAD- La explotación sexual y la trata de personas en el marco del Anteproyecto de Reforma del Código Penal (ACP), fueron discutidas en una jornada de debate que se desarrolló en la Asociación de Abogados de Buenos Aires, organizada por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM). La actividad contó con la presencia de juristas y funcionarios/as de trayectoria profesional en la temática, entre ellas María Elena Barbagelata, única mujer integrante de la comisión de reforma, quien planteó las disidencias respecto a estos temas.

El eje principal de discusión giró en torno a que en el ACP se retoma la distinción del consentimiento dado por víctimas mayores y menores de edad, retrocediendo en relación a un planteo central que hicieron las organizaciones que trabajan con trata de personas luego de la sanción de la Ley 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas, en el 2008: en un delito que implica tantos formas de vulnerabilidad no puede evaluarse que las víctimas, sean de la edad que sean, den su consentimiento. Esta figura jurídica, que aparecía en esa norma, fue derogada con la reforma que se hizo de esa ley en diciembre del 2012 (Nº 26842), tras el bochornoso fallo que absolvió en primera instancia a las 13 personas imputadas por el secuestro de Marita Verón. Si bien el ACP no incluyó la distinción del consentimiento para las víctimas del delito de trata, sí lo hizo para las víctimas de explotación sexual. Así, además, reincorporó la distinción entre trata y explotación sexual, fuertemente rechazada por quienes sostienen una perspectiva abolicionista.

“Ha primado una mirada patriarcal”acp2

Maria Elena Naddeo, miembra de la APDH y directora general de Niñez, Adolescencia, Género y Diversidad de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, abrió la jornada remarcando que “valoramos que el Código Penal avance, se reformule, se coherentice, pero nos parece que en el tema de explotación sexual y trata la mirada de género se ha perdido. Destacó la valentía y la capacidad de Barbagelata en haber planteado las disidencias puntuales, al tiempo que enfatizó que “el proxenetismo, el explotar económicamente la prostitución ajena, tiene que estar más claramente penalizado”. Sobre la reincorporación de la figura del consentimiento, indicó que “siempre está atravesado de marginalidades, de situaciones de violencia que han llevado a las mujeres y a las personas trans -profundamente discriminadas- a desarrollar esta actividad”. “No queremos que se diluya la figura de proxenetismo”, enfatizó.

A su turno, María Elena Barbagelata, afirmó que si bien el balance es positivo en torno a que en el ACP se han podido incorporar temas de relevancia para las mujeres como son la figura del infanciticio, o la incorporación de un delito concreto en caso de desobediencia de órdenes judiciales en materia de violencia, en el tema de prostitución ha primado una mirada patriarcal. La discusión en torno a la relevancia o irrelevancia del consentimiento defiende intereses puntuales y yo creo que hay cuestiones de derechos humanos de las mujeres, cuestiones de intimidad y no sólo de libertad. Esto no quiere decir que no se tome en cuenta la voluntad, pero esta voluntad debe merituarse en el contexto de dominación que generalmente tienen como conductor todas estas situaciones. Por lo tanto, tenemos que hablar de prostitución forzada y de explotación de la prostitución ajena.” La jurista señaló que se genera una contradicción de interpretación, ya que en las etapas previas de captación, acogida, ablande, se toma el mismo criterio en trata y prostitución, y no para el momento en que se produce la explotación económica de la prostitución ajena.

Barbagelata agregó que la discusión sobre la validez de la figura del consentimiento, debe completarse con la Ley Especial 12.331, sancionada en 1937, que en su artículo 17 pena el regenteo y la administración de los prostíbulos. Recordó que uno de los objetivos del ACP es la unificación de toda la normativa penal dispersa, y esta ley quedó fuera. “Creo que la no inclusión de estos aspectos de regenteo y administración de los prostíbulos nos retrotraen a épocas anteriores a 1930, hemos superado estas cuestiones y además los propios compromisos internacionales enmarcan a nuestro país en un camino abolicionista. Tenemos un plexo normativo internacional que marca un deber del Estado de luchar por combatir y criminalizar la prostitución forzada y la explotación de la prostitución ajena”, concluyó.

acp3La mirada de quienes trabajan en la justicia

El fiscal Marcelo Colombo,  de la Procuraduría contra la Trata y la Explotación de Personas,  señaló algunas ausencias o falencias dl ACP. La reforma de la ley 26842, además de tener como bandera la eliminación de la distinción entre personas mayores y menores de 18 años , incorporó también otras acciones, una de ellas la de explotar. Indicó que la figura de la “explotación consumada” buscaba zanjar los problemas de competencia entre justicia federal y provincial que se daban respecto a este delito de trata, que es un delito federal que se da en etapas. “Por otra parte tener la explotación consumada en la figura penal simbólicamente significa, para quien lee la figura, que lo verdaderamente importante de la trata de personas es la explotación de una persona en manos de otra. Lo que es la captación, el transporte y la recepción son caminos que llevan a esto”, graficó.

Colombo agregó que el ACP eliminó también la figura de “acoger”, señalándolo como otro problema. Explicó que había una estructura que es la de captar, transportar, recibir, acoger a personas con fines de explotación, y en esta última “como lo dice la jurisprudencia y la doctrina internacional, y también muchos fallos nuestros, se castigaba la explotación sexual consumada, casi todos los casos se inician cuando se ingresa al lugar…lo determinante de la cuestión siempre es en el lugar”. Consideró que eliminar esa figura de acoger podría implicar también que muchas condenas que hoy se han dictado sean revisadas bajo el mecanismo del recurso de revisión por la aplicación de  la ley penal más benigna.

El especialista señaló que uno de los grandes problemas al que nos enfrentamos es definir claramente que es explotación y que no es explotación. Respecto al ACP, llamó la atención de que no se toma en cuenta la reducción de la persona a la esclavitud o la servidumbre, especialmente la servidumbre por deuda que es una figura central en la trata de personas. Opinó que esto podría complicar aún más esta difícil tarea de interpretación de lo que es la explotación.

A su turno, el fiscal federal de Mar del Plata, Daniel Adler, habló de la necesidad de tener una legislación penal coherente, sistemática y actualizada. Destacó como avances que se haya reincorporado en el ACP la figura del infanticidio: “seguramente el caso de Romina Tejerina hubiese sido de otra forma”. Aunque se mostró partidario de la reforma y de la pluralidad política de la comisión redactora, cuestionó la falta de un equilibrio de género en la misma: “una sola mujer sobre cinco”.

Adler criticó que se ubique al delito de trata dentro de los delitos contra la libertad. “En lo que llamamos ‘trata blanda’, que seguramente pasó por acp4una trata dura con anterioridad,  en realidad hay una afectación de los derechos de autodeterminación social de las víctimas que no tienen escapatoria frente a un entorno que se les presenta hostil frente a su propia vulnerabilidad; y me parece que aquí el anteproyecto se ha enrolado en una corriente que no ve bien la sistematización de las infracciones penales a nivel universal.  Afirmó que la realidad deja en evidencia que el crimen organizado transnacional existe, está a la vuelta de nuestras casas y a veces no lo visibilizamos. “No tiene nada que ver la privación ilegal de una persona, la tortura que infringe un cabo en una comisaría, con una situación de trata que en un 85% tiene que ver con la finalidad de explotación sexual. Creo que ese desconocimiento del fenómeno criminal trasnacional, repercute en una inadecuada ubicación sistemática de los tipos de trata… por eso hay un desfasaje sobre qué vamos a hacer respecto a la actividad prostibularia, si este último eslabón que constituye la explotación sexual de las mujeres mayores de edad va a resultar impune o lo vamos a reducir a una mera infracción administrativa”.

Respecto al decomiso, calificó de positivo que el anteproyecto aborde centralmente el tema económico y la sanción a las personas jurídicas en este tipo de ilícitos, avanzando en cuanto permite el decomiso aun en caso de absolución. Sin embargo, calificó de “tenue” la mirada del decomiso respecto al delito de trata porque en la ley del 2012 se asignaba especialmente los fondos al consejo creado para el combate del delito, mientras que aquí no se establece un fin específico.

De la jornada también participaron la doctora Marta Fontenla -por la Campaña Abolicionista-, Argentina Ascona -de la Asociación de Mujeres por los Derechos Humanos (Amadh)-, la licenciada Cecilia Merchán -coordinadora del Comité Ejecutivo para la lucha contra la Trata de la Nación-, el médico psiquiatra Enrique Stola y la licenciada Zaída Gatti, coordinadora del Programa Nacional de Rescate a Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia de la Nación quienes sumaron sus voces al debate.

Quedó en evidencia la necesidad de incorporar la perspectiva de género en el tratamiento de la trata de personas y la prostitución forzada como delitos vinculados, parte de un mismo circuito de crimen organizado. Quienes organizaron, llamaron a seguir reflexionando y aportando al debate; mientras que, en ese sentido, Zaida Gatti informó que el Ministerio de Justicia abrió una convocatoria para que las organizaciones de la sociedad civil puedan hacer sus aportes y críticas respecto del ACP.

Foto destacada de izquierda a derecha: María Elena Naddeo y María Elena Barbagelata. Gentileza Milena Páramo (CLADEM)

Nota relacionada:

“En la reforma del Código Penal se están cruzando muchos intereses económicos”

 

Deja un comentario

1 comment

  1. Seria importante que inviten a estos debates a las organizaciones que agrupan trabajadoras sexuales, No solo de Argentina sino de países que han pasado por estas experiencias y dificultades jurídicas,existen Organizaciones de trabajadoras sexuales a nivel Nacional , América y el caribe. (ammar) (redtrasex)
    El gran conflicto es cual es la linea que divide y separa LA TRATA, LA EXPLOTACIÓN Y EL PROXENETISMO SIMPLE.
    donde se determina que hay obligación y reducción a la servidumbre,donde hay explotación y donde SOLO hay un acuerdo
    verbal entre trabajadoras y regentes de bares,clubes y privados
    y libe determinación de esas trabajadoras de ELEGIR ese lugar como el mas conveniente para desarrollar su actividad en determinado periodo.
    ESTA OPCIÓN no aparece en el debate y es una realidad que existe y puede verse en muchas de las causas iniciadas por trata de personas,Como es posible que en causas de trata las supuestas victimas reclamen a las autoridades devuelvan su lugar de trabajo y visiten a su supuesta TRATANTE en las cárcel (caso real del gran buenos Aires)
    No prece factible que tanta gente sufra el síndrome de estocolmo, se da por sentado acaso que la trabajadora o trabajador sexual es u especie de disminuida mental y psicológica que no puede usar su libre albedrio y voluntad para optar o elegir su actividad y donde ejercerla.
    Como bien dice el doctor Colombo hay diferencias entre las distintas figuras y situaciones, la no consumacion tal vez no implique no estar frente a un proceso que es parte del delito de tata, ahora debería separarse y poner en el debate la existencia de lugares muchos operativas de trabajadoras /es que agrupados y contratando telefonista y secretaria ejercen su actividad autonomamente,Ademas de considerar la existencia de clubes nocturnos,saunas y casas de masajes o simples departamentos donde alguien,MUCHAS VECES
    trabajadoras /es que por su edad los deja fuera del mercado y transmiten sus profesionalismo ,oficio y organizan a otras trabajadoras ,que encuentran en estos casos el complemento necesario para ejerces su oficio “el lugar” y “el cliente”la inversión requerida que genera valors económico y permite el desarrollo,cosas que la mayoría de la trabajadores NO tiene de momento, o simplemente se le resuelven actividades complementaris necesaria que ella /el No pueden hacer por inconscientemente o falta del capital necesario.
    Entones por que no considerar SI ESTA entre otras es parte de la realidad,Nos guste o no,pregunten a las/los protagonistas
    en vez de subestimarlas/los y definirlas como personas hincases de optar.
    Respecto de lo pregunta del doctor Adler ” hay un desfasaje sobre qué vamos a hacer respecto a la actividad prostibularia, si este último eslabón que constituye la explotación sexual de las mujeres mayores de edad va a resultar impune o lo vamos a reducir a una mera infracción administrativa”
    Porque No preguntar a las trabajadoras,por que NO PREGUNTAR a la población “USUARIA” de servicios sexuales pagos,SU OPINIÓN.
    Por que NO PERMITIRSE pensar en mirar otros países de culturas similares como URUGUAY y pensar en una legitimación con controles y reglas claras de los lugares de trabajo de las meretrices.
    En relación al tema, el ex PRESIDENTE Nestor Kichner propuso al legislativo el tratamiento de de ley de trabajo Autónomo para otorgar a las/los trabajadores del sexo los derechos laborales y desde allí darles empotramiento como organización para controlar, vigilar los derechos de las trabajadores/es sacándolas del marco de vulnerabilidad.
    Las trabajadoras que no están en situación de trata”95% ” de los casos investigados en el hambito de capital y GBA
    Utilizan distintas formas de ejercicio de la profecion, Vía publica, deptos, casas,clubes ,boliches,bares,casas de masajes entre otras, el lugar la organización y la administración|( hoy penadas) surge obligadamente por tratarse de un a actividad enmarcada en un sistema capitalista y por las necesidades propias de la demanda que requiere las mayor de las discreciones.

    Tratando de aportar aun conocimiento mas profundo del tema para poder hacer distinciones mas precisas que enriquezcan el debate.

    O PODEMOS MIRAR PARA OTRO LADO