Contactar comunicarigualdad@gmail.com +54-11-47726862 (de 9 a 13 hs)
Noticias
Red Alto al Tráfico y la Trata
23 junio, 2015
0

¿Qué es la Red Alto al Tráfico y la Trata –RATT-¿ Lo explica Viviana Caminos, su presidenta.

Por Natalia Castro Gómez

COMUNICAR IGUALDAD- ¿Cómo trabaja la RATT?

La Red Alto al Tráfico y la Trata –RATT- es una red de organizaciones sociales que articula acciones con distintos organismos del Estado y la sociedad civil. Está presente hace más de diez años en todo el territorio argentino y funciona a través de nodos en las provincias y un nodo central en Buenos Aires. En cada nodo hay referentes capacitados para trabajar en actividades de concientización y formación de la sociedad civil, con el objetivo de generar agentes multiplicadores en prevención de la trata. Por otro lado, trabajamos la incidencia en políticas públicas y la legislación nacional, provincial y local; también abordamos la asistencia a víctimas de trata, especialmente en las provincias, donde el Estado no está tan presente. Actualmente brindamos capacitación docente a sindicatos, cursos de formación para agentes multiplicadores en prevención de trata, seminarios de  prevención y asistencia a víctimas de trata en diferentes universidades y un curso anual en “Intervención psicosocial, violencia de género y trata de personas”, que se imparte hace cinco años en Buenos Aires y La Plata. También publicamos unos cuadernillos para la formación de agentes multiplicadores en prevención de la trata y en el año 2013 lanzamos la campaña permanente “Sellemos la trata”, que consiste en sellar objetos con la frase “Sin clientes no hay trata ni hay trabajo esclavo”. El año pasado hicimos una exposición de fotografía en la legislatura de la ciudad denominada “Retratos de la trata” y próximamente tendremos una muestra de artes en el Senado de la Nación. Sentimos que a partir de este trabajo la gente está mucho más capacitada e informada.

¿En qué contexto social y político surge la RATT?

La RATT se conformó a partir de la inexistencia de una política estatal. Cuando nosotras comenzamos no había dispositivos estatales, empezamos recorriendo las provincias donde había mayor reclutamiento de víctimas, a veces acompañadas de personas importantes como la hermana Martha Pelloni en Corrientes. Después de dar charlas en muchos lugares, supimos que no queríamos irnos sin dejar nada, entonces creamos un “Foro al dispositivo local”, y así se conformaron el Foro RATT Misiones, el Foro RATT Salta, entre muchos otros.  De esta manera, comenzamos a incidir para que existiera una ley.

¿Quién se acerca a la RATT en busca de ayuda?

Las personas que se acercan, sobre todo en las provincias, son familiares de víctimas o personas que quieren denunciar un caso de trata o la desaparición de una chica. Las organizaciones sociales no están habilitadas para participar en los operativos de rescate, su papel es acompañar a las personas que fueron víctimas. Muchas veces se acompañan casos de violencia, porque la desaparición de una chica puede estar relacionada con un femicidio.

¿Cómo se lleva a cabo la asistencia a las víctimas?

La asistencia se organiza a partir de un punto focal nacional y la derivación a los puntos focales locales; las organizaciones trabajamos conjuntamente con el Estado porque, a no ser que se haya escapado, es muy difícil tener contacto con una víctima, por eso es importante articular con los organismos oficiales que puedan derivarla. Antes se trabajaba con mayor intensidad en el área de recuperación de las víctimas; hoy, las ong’s tienen más incidencia en el tema de la prevención, en algunos lugares, tienen convenios con los gobiernos para realizar asistencia y prevención. Nosotras tenemos un protocolo y sabemos cómo actuar en cada etapa. La primera parte de la asistencia comienza con la entrevista a la víctima donde se identifican los factores de vulnerabilidad, se brinda contención, asistencia médica y psicológica y posibilidades de empoderamiento para la construcción de un proyecto de vida nuevo.

Nota central:

“Las mujeres siguen pagando el 50% de lo recaudado a los proxenetas”