Contactar comunicarigualdad@gmail.com +54-11-47726862 (de 9 a 13 hs)
Mariana Vargas: “Si piensan que nos van a amordazar están equivocados”
3 julio, 2012
0

Mariana Vargas, abogada defensora de los derechos humanos de las mujeres en Jujuy –fue representante legal de Romina Tejerina- acaba de ser denunciada ante el Colegio de Abogados de su provincia y se pide que se le haga un Tribunal de Ética. La razón es haber escrachado a un hombre acusado de violación.

 Por Sandra Chaher

Mariana Vargas

COMUNICAR IGUALDAD entrevistó a Mariana Vargas a horas de que presente ante el Colegio de Abogados de Jujuy su descargo por la denuncia que recibió de Antonio Sánchez, un hombre que habría violado a una nena entre los 7 y 14 años. Durante la pasada semana, las organizaciones de mujeres de Jujuy y de otras provincias del noroeste –Casa de las Mujeres Unidas por la Lucha, Casa de la Mujer María Conti, Casa de las Mujeres de El Carmen, Casa de las Mujeres Norma Nassiff- comenzaron una juntada de firmas para impedir que se concrete el Tribunal de Etica -las adhesiones pueden enviarse a casadelamujermariaconti@gmail.com- y difundieron un comunicado en el que señalan:  “Los escraches duelen profundamente a este sistema de jueces puestos a dedo, con compromisos políticos, donde reina la corrupción. Duelen porque las organizaciones de mujeres que los llevan a cabo, son ‘impredecibles’. Nada las detiene; actúan por convicción, en una sociedad en la que la desigualdad entre el hombre y la mujer, es reproducida luego por el estado y su justicia, y en general, solo se condena a menos del 10% de los delitos de abuso sexual”.

– ¿Cuál es la situación en este momento?

– Me corrieron traslado de una denuncia presentada ante el Colegio de Abogados de Jujuy por una persona que está siendo investigada por abuso sexual. Se trata de un hombre que violó a una nena desde los 7 a los 14 años. Ella pudo denunciarlo ahora, a los 25 años, porque recién se dan las condiciones. Y nosotras desde el movimiento de mujeres decidimos acompañarla. Ella hizo la denuncia hace 8 meses, pero el fiscal no lo imputó y pide testigos oculares de la violación, lo cual es imposible en la mayoría de los casos de este tipo, con lo cual nosotras suponemos que no va a acusarlo. Frente a esta resistencia de la justicia a procesarlo, se decidió hacer esta campaña de escraches. A partir del caso de Romina Tejerina me llegaron muchísimas denuncias de abuso sexual que estoy llevando adelante, pero no todas se hacen públicas. Sólo las que no avanzan. Es una herramienta del movimiento de mujeres para instalar la condena social cuando la justicia no actúa. Es una estrategia que tuvo mucho éxito en el objetivo buscado de generar conciencia social. En el caso de este hombre, Antonio Sánchez, se logró que la empresa lo echara.

– ¿Cuándo y cómo fue el escrache a Sánchez?

–  Fue el 14 de junio en una concesionaria de autos en la que él trabajaba. Yo no estaba ese día en Jujuy, sino en Buenos Aires, en una audiencia pública en el Parlamento. Las chicas pegaron afiches y repartieron información en el vecindario. No se atacó a la empresa porque en ésta no sabían que Sánchez estaba denunciado por violación. Pero resulta que Mario Mallagray, presidente del Colegio de Abogados de Jujuy, es el abogado de esta concensionaria. Entonces me cruzó unos días después en Tribunales, me pidió hablar en privado y nos quedamos en una escalera, y empezó a los gritos, fue escandaloso.

– ¿Qué te cuestionó?

– Que yo como abogada no podía hacer el escrache porque viola el principio de inocencia de una persona que no fue condenada. Y que la empresa era intachable y no podía ser que la acusáramos de encubrir al violador.

– Pero vos no estabas ese día en Jujuy.

– Ni lo escuchó cuando se lo dije. El cree que estuve ahí.

– ¿Alguna vez esta persona te había reprochado que como abogada participaras en escraches?

– Jamás. Nosotras los hacemos desde el caso de Romina Tejerina, hace 10 años. Yo muchas veces no estoy presente para no exponerme tanto porque soy una persona conocida. Pero los comparto como estrategia.

– En estos 10 años, ¿habías tenido alguna vez una denuncia por estos escraches?

– No, nunca.

– ¿Qué creés que va a pasar dentro del Colegio de Abogados? ¿Puede prosperar esta denuncia de Sánchez?

– El lunes tiene que reunirse el Consejo del Colegio y decidir si envian la causa al Tribunal de Ética. Yo entiendo que Mallagray la va a favorecer. Hace muchos años que él está al frente del Colegio de Abogados, va por su tercer mandato. Hoy se cruzó con la abogada que me patrocina en el caso y le dijo que un abogado no puede dedicarse a la militancia social. ¿Qué mensaje es ése? ¿Qué modelo de abogados propone?

– ¿Es habitual que se hagan denuncias de este tipo ante el Colegio de Abogados? ¿Suelen llegar al Tribunal de Etica?

– Yo sé que en el pasado se rechazaron denuncias aunque se corriera traslados y que en otros casos ni siquiera se llegó al traslado. Yo creo que a mi me lo corren porque tienen la voluntad de elevar el caso al Tribunal de Ética. Habrá que ver si el resto del Colegio lo acompaña. Yo creo que acá hay un tema de injerencia que no puede ser, el Colegio de Abogados no puede decidir sobre mi vida social. No puedo ser afectada en mi profesión por mi militancia social. Justamente en un caso como el mío que si hay algo que no puede decirse es que no tenga ética.

– ¿Cuál es el trasfondo de esta denuncia?

– Es una persecución pero no contra mi sino que se pretende amedrentar al movimiento de mujeres que logró muchísimo con el caso de Romina y que ahora despidan a este hombre. Lo que venimos haciendo en los últimos años es limitar el monopolio de la justicia.

– ¿Se puede relacionar esta reacción con las agresiones que sufrió Romina Tejerina cuando salió de la carcel hace 15 dias?

– No fue tan asi como lo contaron los medios. Es cierto que hay gente que quiere que siga presa pero estamos también los que queremos que salga adelante. Los medios en general fueron muy respetuosos con ella. Cuando ocurrió el caso de Romina, hace 10 años, el 100% de la gente estaba contra ella. Luego nosotras nos conmovimos y fuimos conmoviendo a otras personas y hoy esta no es la misma sociedad de diez años atrás. Pero sí es cierto que tenemos un sistema de derecho terriblemente reaccionario y ni siquiera les averguenza lo que piensan aunque no pueda sostenerse en la Argentina de hoy, como cuando la fiscal del caso de Romina dijo que ella se exponía a ser violada porque bailaba sobre los parlantes de los boliches con pollera corta.

– ¿Cómo las afecta esta denuncia que hay contra vos en la defensa de los derechos de las mujeres que ustedes llevan adelante?

– Quizá tenemos que exponernos menos en los escraches, pero no dejaremos de hacerlos. Antes del lunes, que es cuando se reúne el Consejo, seguro habrá uno. Si piensan que nos van a amordazar están equivocados. Nosotras redoblamos las apuestas.

Foto: Mujeres creando