Contactar comunicarigualdad@gmail.com +54-11-47726862 (de 9 a 13 hs)
¡Vamos por más!
2 noviembre, 2012
0

Con una multitud que ocupó más de cuatro cuadras, mujeres y varones se manifestaron desde el Congreso a Plaza de Mayo para exigir el inmediato tratamiento y aprobación del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo dentro de las 12 semanas de gestación que este año fue presentado por cuarta vez consecutiva por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Santa Dora Sanadora

COMUNICAR IGUALDAD- Pasadas las 5 de la tarde se plantaron frente al Congreso las primeras banderas de organizaciones feministas. Estaban de frente a la puerta y firmes como quien está decidida a dar batalla. En tanto, en la esquina de Rivadavia y Entre Ríos, el semáforo se puso rojo para los autos pero habilitó el paso de Santa Dora Sanadora, quien desde su plataforma de madera observaba a transeúntes y choferes. Esta muñeca mulatona de goma espuma vestida con remera rosa, pollera blanca, adornos florales y turbante de color verde es una creación del colectivo audiovisual de mujeres Mansa Ballena. Es la Santa que protege a las mujeres en situación de aborto y está basada en la figura de Dora Coledesky, abogada feminista y una de las personas más importantes en la pelea por el acceso al aborto”, explican. Años antes, el colectivo Mujeres Públicas había creado también una santa protectora de las mujeres que deben interrumpir sus embarazos. El semáforo cortó  nuevamente y Santa Dora Sanadora debió volver a la calle antes de que se reanudara el paso de los autos.

 

Con una amplia convocatoria se realizó la Marcha por la Legalización del Aborto, a un año de que el tema se tratara por primera y única vez en el Senado. El proyecto de legalización de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que fue presentado por cuarta vez en marzo de este año, cuenta con el respaldo de más de 300 organizaciones de la sociedad civil que firmaron y leyeron durante el acto un documento elaborado y consensuado donde se reclamo el tratamiento y la aprobación del proyecto. Además se manifestaron contra la presión de la iglesia católica, los sectores derechistas, el gobernador de la ciudad de Buenos Aires Mauricio Macri y la responsabilidad que el Gobierno Nacional tiene sobre la despenalización del aborto.

Fabiana Túnez, de la Casa del Encuentro, fue una de las tantas feministas presentes en el acto. “Consideramos que es indispensable tomar las calles, sensibilizar a la sociedad acerca de esta falencia que todavía tenemos en nuestro país acerca de contar con una ley de aborto legal –afirmó-. Es un tema que todavía no se quiere debatir, y es lamentable que sea así en momentos donde en nuestro país hay muchos temas y muchas leyes que después de muchos años de lucha han salido, como el matrimonio igualitario y la identidad de género. Me parece que es una deuda con la democracia el debatir a fondo la ley de la Campaña e impartir el derecho que tenemos las mujeres a decidir el momento,  el  cómo y de qué forma decidimos o no decidimos tener hijos e hijas.”

La marcha de los pañuelos verdes

Mientras los aplausos y las estrofas de las canciones se hacían escuchar por las calles del centro de la ciudad, había un tema que está en boca de todas y todos: la cantidad de personas que asistieron a la marcha era superior a la de otros años. Y es que por más que el aborto sea un tema que lleva mucho tiempo discutiéndose en organizaciones feministas y encuentros de mujeres, este año llenó cuatro cuadras de banderas, consignas, camiones y altoparlantes que hicieron notar la presencia del reclamo. Pero sobre todo, se colmó de mujeres y hombres que adornaron sus cuellos o cabezas con el pañuelo verde de la Campaña, demostrando que el reclamo no es solamente un tema de mujeres sino un asunto de todas y todos. “Esta es una marcha muy importante, muy numerosa, unitaria, cosa que también es importante remarcar –señaló Luciano Fabbri, integrante del Colectivo de Varones Antripatriarcales-. Después del Encuentro Nacional de Mujeres de Posadas, miles de mujeres definieron la movilización para el día de hoy y se ha trabajado desde la Campaña Nacional y otras organizaciones para poder consensuar la marcha, el recorrido, el documento, y eso demuestra cómo muchas fuerzas políticas están priorizando la necesidad de que se discuta el proyecto de ley de la Campaña de interrupción voluntaria del embarazo.”

Esta marcha es importante para darle una señal a los legisladores y legisladoras, sobre todo para aquellos que se comprometieron y firmaron el proyecto, hay que demostrar la necesidad de que lo firmen en el recinto y de que se discuta”, aseguró la diputada Victoria Donda, una de las responsables de guiar la bandera principal con la consiga Aborto Legal ya!, en compañía de una representante de cada sector que organizó la marcha . Además puntualizó: “La acción más inmediata es legalizar el aborto. Desde el Congreso de la Nación estamos planificando,  el objetivo que nos pusimos es el 15 de noviembre realizar una audiencia pública así que tenemos que pelear para que finalmente se haga”.

Por su parte, Manuela Castañeira, de la agrupación Las Rojas, quien tomó notoriedad en varios medios cuando con la agrupación coparon la puerta del Hospital Ramos Mejía después de que los sectores conservadores realizaron un escrache a una mujer victima de trata que pidió un aborto no punible, asegura que nada de esto es casualidad: “Tiene que ver con el pronto reflejo que tuvimos para plantarnos en la puerta del hospital y que ha generado una simpatía por amplios sectores de la sociedad y también lo que estábamos buscando es que se destape esta olla”. Sin embargo, denuncia que a pesar de que el problema es una discusión de la agenda  nacional “no es parte de la agenda del Poder Ejecutivo, el cual no quiere avanzar a la legalización de este derecho”.

“Religión o Muerte” 

Cuando la marcha llegó a Plaza de Mayo, se encontró con que detrás de las vallas de la Catedral de Buenos Aires, una de las banderas levantaba esta

Sectores fundamentalistas frente a la Catedral.

leyenda y era acompañada por hombres con banderas argentinas. Esta consigna formó parte del repertorio de los sectores conservadores que esperaron la llegada de la marcha detrás de un cordón policial. Además, se hicieron presentes las clásicas gigantografias de imágenes fetales y otras que representan la noción de “vida” en los discursos contrarios a la legalización del aborto.

Entre las estrofas y el escrache, el cordón policial avanzó sobre las manifestantes, mientras de fondo en la puerta de la Catedral se podía escuchar el grito de “asesinas” por parte de un cordón de jóvenes con remeras blancas, que no casualmente recuerdan a los mismos que hacen sus  “cadenas de oraciones” en los encuentro nacionales de mujeres. En el medio de esta turbulencia se puede ver a una cámara de televisión prácticamente encima de uno de los policías; lamentablemente ésta es una alarma de que en las casas se está viendo un solo lado de la noticia.

Cuando el paso por fin avanza, el cartel principal da una vuelta sobre la Plaza de Mayo. De fondo, la mulatona Santa Dora Sanadora sigue su rumbo incansable junto al resto de las agrupaciones que se reordenan en una sola columna. Finalizada esta marcha quedan varias sensaciones positivas en cuanto a la convocatoria, la unidad de las organizaciones, un comunicado conjunto y la búsqueda de caminos para que el aborto sea ley. Por el otro hay una sensación movilizadora que hará, una vez más, calzarse el pañuelo verde y salir a la calle en reclamo de una ley que es deuda con la democracia.

Informe y fotos: María Belén Croce